Amanecer de la novena nochenueva

Saludos, viajero nostálgico.

¿Cómo has estado? Ha sido un largo año, ¿verdad? Lamento no haber estado, aunque si he de ser sincero… me resigno ya, me temo, a que las botellas de nochenueva sean los únicos mensajes que me quedan por escribir. Creo que ya no haré promesas de lanzar más, pues me temo que no las podré cumplir.

Pero hablemos de hoy. Hoy, algunas cosas cambian, cansado caminante. Hoy escribo este mensaje de una forma distinta, en un lugar diferente. Hoy no dibujo estas palabras bajo la calma de esta noche sin estrellas. Hoy escribo rodeado de luz y ruido. Dejo a tu juicio si eso es algo bueno o no.

Pero más importante: hoy tomo una decisión. Este año tengo un propósito de año nuevo, y es algo concreto, específico. Hace algún tiempo que preparo algunos proyectos, no completamente seguro de si abordarlos o no. Llevo algún tiempo temiendo que, trabajando con múltiples ideas, ninguna llegará a buen puerto. Y, así pues, tomo una decisión: este año al menos uno de esos proyectos verá la luz.

Es probable que no llegue a ninguna parte, peregrino eterno. Pero al menos podré verte la próxima nochenueva y decirte que lo intenté.

Y quién sabe. Quizá funcione. Quizá me encuentres en este mar infinito. Si me ves, saluda. Siempre celebraré encontrarte.

 

Hoy no escribo más. Estoy cansado… Pero no temas. Te veré la próxima nochenueva. Lo prometo.

Anuncios

Acerca de Tatherwood

Viajero nostálgico
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s