Múltiples caminos y Destino

Lo que está hecho no se puede cambiar, eso todo el mundo lo sabe. Y está todavía pendiente de debate el si se puede o no enmendar. En cualquier caso, precisamente por eso, es cuanto menos absurdo preguntarse cosas cómo “¿Qué habría pasado si…?”, ya que es algo que no hicimos y, por tanto, ya no podemos cambiar.
Sin embargo, a veces, uno simplemente piensa en cómo habrían sido las cosas de haber obrado de otra manera o en si habrían cambiado siquiera. Últimamente me lo pregunto…

¿Y si hubiera tomado otras elecciones en mi vida? Tal vez no habría dejado atrás aquel viejo punto de no retorno; tal vez todavía no lo habría alcanzado y, por tanto, mi vida todavía tendría vuelta atrás.
Tal vez habría conocido a otro tipo de personas, y probablemente habría dejado de conocer a las que conozco. ¿Pero cómo me habría cambiado eso, a mi y a mis circunstancias?
Quizá no conocería a esa perla rubia de ojos azules que tanto brilla, ¿pero qué significado tendría no conocerla? Porque quizá, a cambio de ese coste, conocería ahora mejor a ese ángel pelirrojo.
Quizá no habría aprendido que cualquier noche puede salir el sol, ¿pero cómo me afectaría eso? Quizá, a cambio, habría más confianza con esa inocente sonrisa morena que nunca se apaga.

¿Y si hubiera…? ¿Y si hubiera…? ¿Y su hubiera… muchas otras cosas? Probablemente no pueda cambiar nada y, a decir verdad, es posible que nada quisiera cambiar incluso si pudiera, pero lo que no puedo evitar es dedicarle a veces un pensamiento. ¿Qué habría cambiado?

Según la teoría de los universos paralelos, ahora, en este mismo instante, hay cientos de versiones de mí mismo, versiones nacidas en cada encrucijada en la que tomé una decisión; versiones que tomaron otra. Y me pregunto qué estarán haciendo, pero me pregunto también cómo serán. Es posible que, en otro universo, haya un Tatherwood que no lanza mensajes en botellas. Es posible que, en otro universo, haya un Tatherwood a quien las noches sin estrellas no le sugieran nada en absoluto; y también es posible que haya otro que ni siquiera recuerde aquel manto de estrellas en aquella noche de verano. Es posible que haya otro que ahora mismo esté de fiesta en la discoteca. Y quizá haya uno más que ya sume 300 amigos en Facebook.
Es posible, incluso, que haya otro que ni siquiera sea Tatherwood.
Quizá alguno de ellos haya encontrado ya la felicidad, quizá alguno todavía la esté buscando… y quizá alguno no la vaya a encontrar nunca. Me pregunto cuál de nosotros se sentirá más afortunado ahora mismo, hoy, esta noche… Yo no demasiado…

Me pregunto esta noche, en definitiva, qué habría pasado si hubieran pasado las cosas de otra forma. Quizá, de haber tomado una simple decisión distinta, ahora mismo podría ser útil; quizá ahora mismo podría ayudar; quizá podría marcar la diferencia… O quizá no…

Quizá no importa cuánto luchemos, cuánto peleemos ni cuánto nos esforcemos. Quizá estamos predestinados, como decían los antiguos filósofos, a algo desde antes incluso de nuestro nacimiento. Quizá sencillamente no podría haber tomado ninguna otra decisión porque un ser superior maneja mis hilos y me obligó a tomar aquella, y me obliga ahora a escribir estas palabras, burda ironía. O quizá, simplemente, hubiera tomado la que hubiera tomado, habría acabado hoy, a esta hora, justo aquí mismo, delante del ordenador, preparando la botella que he de lanzar. Quizá sea como escribió aquella conocida mía…

Toda persona tiene su destino… Aunque tengamos el don de la elección, ello no nos salva de acabar en un mismo lugar. Elijas lo que elijas todo seguirá igual… Elige no amar y no ser amado y acabarás sufriendo; puede que empieces a beber y todas las tardes vayas a un mismo bar, pub, etc. a emborracharte para matar el sufrimiento…
O puede que elijas amar y ser amado, te cases o no… pero la vida es dura… una vez encuentras a la persona de tu vida puede que la vida te la arrebate por ser demasiado feliz… y también acabarás bebiendo en ese mismo bar, pub…

Adaptado de un texto original de Ary

No sé cuál es la respuesta ni conozco el sentido absoluto del universo. No sé si estamos destinados a algo o no. Pero por favor, si alguien lo sabe… que no me lo diga…

Necesito creer que todavía puedo hacer algo…

Anuncios

Acerca de Tatherwood

Viajero nostálgico
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Múltiples caminos y Destino

  1. kalysoya dijo:

    excelente entrada¡¡
    y si no hubiera leido esto??..
    gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s