Fechas

9 de Octubre, 10 de Noviembre, 23 de Diciembre, 3 de Abril, 16 de Octubre…
9 de Febrero, 28 de Octubre, 20 de Septiembre…
25 de Noviembre, 1 de Diciembre, 6 de Enero…

Fechas, fechas, fechas… Al final todo se reduce a esos números. El objeto de discusión no es tan importante en realidad, porque siempre que se pueda decir “cuando” no hace falta nada más.

Todo, siempre, se reduce a eso. Al final acabamos llamando a las cosas no por su nombre sino por su fecha.
No son los atentados en la estación de Atocha; es el 11 M.
No son los atentados en las torres gemelas; es el 11 S.

No es Navidad, no es Nochevieja; son el 25 y el 31 de Diciembre.

¿A qué viene esa obsesiva manía de etiquetar todo con una fecha? No todas las cosas la tienen, deberíamos aprender eso. De hecho, las fechas ni siquiera son importantes. Si recordamos que el tiempo es relativo, llegamos a la conclusión de que cualquier cosa acaecida el 6 de Mayo de 1876 puede igualmente estar situada en el 23 de Noviembre de 1970. Pero relativismo a parte, lo importante es recordar que el tiempo no es más que un símbolo. Es una simple convención, un acuerdo, un pacto para medir el suceder de los acontecimientos. Y, todo eso, no son más que símbolos.

Esa bandera que adoras y frente a la cual te llevas una mano al pecho es un símbolo. Adórala si quieres, pues para eso es un símbolo, pero no olvides que no es la bandera lo importante; lo importante es lo que representa y el hecho de que tú la sigas.

Esa estatua frente a la que te postras es un símbolo. Eleva a ella tus plegarias, si ése es tu deseo, pero no olvides que no es más que un símbolo. La deidad o las deidades a las que rezas no están en esa estatua. Lo importante no es la estatua; lo importante es lo que representa.

Ese día marcado en rojo en el calendario es un símbolo. Tu cumpleaños, tu aniversario de bodas, o de noviazgo, el cumpleaños de tu pareja, el de tu hermano, el de tu hermana, el de tu madre, el de tu padre…
El día de la primera cita, el de la última, el de la que hace diez…
Todo eso son símbolos y, por tanto, tienen un valor simbólico. Y yo a veces olvido que los símbolos no son más que eso. Y a veces todos los demás también lo olvidan. Y se le da mucha importancia, y se celebra y se pone el grito en el cielo si se olvida.

He olvidado tu cumpleaños… Bueno… Prefiero celebrar cada día que estás conmigo que celebrar el día en que naciste nada más.
He olvidado nuestro aniversario… Quizá… Tal vez no he recordado que hoy hacía dos años que estamos juntos, pero lo importante es que el tiempo ya no es tan importante. Te quiero, y eso es todo lo que importa. Y hoy, día de nuestro aniversario, aniversario que he olvidado, te quiero más que ayer, es cierto, pero no olvides que también te quiero menos que mañana. Y mañana no celebramos nada…
He olvidado celebrar el aniversario de su muerte… Pero ya hace mucho que nos dejó, y no pasa un día sin que piense en él.
He olvidado asistir a la congregación en protesta por esto o aquello, y le he faltado al respeto al recuerdo de las víctimas… En realidad mi crimen no es no asistir al aniversario, sino olvidar que todos los demás días que no lo son, son días que ya no podrán vivir.

Hay muchas cosas que queremos etiquetar. Todo tiene una fecha, y todos tenemos que ceñirnos a ella. Porque sabemos la importancia de hacerlo, y lo sabemos porque nos lo han enseñado y lo hemos aprendido. Y en consecuencia actuamos, recordando fechas, marcando cada símbolo en el calendario con un color distinto, tratando inútilmente de recordarlos todos. Olvidando que lo importante no es la fecha, sino lo que representa.

Las cosas serían más importantes si no les diéramos tanta importancia…

Anuncios

Acerca de Tatherwood

Viajero nostálgico
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s