San Valentín, el dia de los (des)enamorados

Hoy es el día, de los enamorados…

Esta noche, mientras miro por la ventana, no puedo dejar de preguntarme varias cosas. Son tantas preguntas sin respuesta… supongo que, realidad, todo podría reducirse a una: ¿por qué?
Y esa pregunta tan sencilla, quisiera desglobarla en dos puntos.

El primero: ¿por qué?
¿A qué viene todo el espíritu consumista? Pasear por las calles el 14 de febrero (y aún peor los dias previos) se convierte en el peor de los suplicios para mucha gente. No dejamos de pensar en lo bonita que es lo vida, y en cuánto amamos a nuestras parejas pero… ¿y los que no tienen pareja? ¿Diremos "que se fastidien"? ¿Diremos "ellos se lo han buscado"? ¿Qué hay de aquellas personas que no tienen a nadie con quien compartir ese día? Los enamorados o, mejor dicho, las parejas, tienen 360 días al año para demostrar su amor de forma pública o privada, y 5 días para pasear por unas calles acarameladas, empalagosas, pero bonitas a fin de cuentas, con tiendas a ambos lados cargadas de detalles con razón de tan festivo día.
Los enamorados, en cambio, aquellos enamorados sin respuesta, los que tenemos el corazón encogido por el secreto, en vilo por la espera de una respuesta o destrozado por una negativa, tenemos 360 días al año para estar solos y 5 días para sufrir un tormento digno del más cruel de los infiernos. Miremos donde miremos nos vemos obligados a ver corazoncitos diciendo "Te quiero mucho" con una sonrisilla inocente, llaveros dobles, marcos de angelitos… No se nos ocurriría decirle a una pareja que no se besara en la calle… ¿con qué derecho lo haríamos? Sencillamente podríamos mirar a otro lado para no sentir esas mil agujas candentes clavándose en un lugar muy hondo y muy íntimo. No obstante, ¿dónde recogemos la mirada en la semana de San Valentín? No hay en la ciudad ni un solo metro cuadrado que no nos recuerde nuestra desgracia, nuestra miseria…
Y nos acabamos sintiendo miserables.
Y esta noche, mirando por la ventana, pensaba… ¿por qué? ¿Merecemos este castigo?

Y el segundo: ¿por qué?
¿Qué diablos es el día de los enamorados? Teoricamente es cierta tradición de origen anglosajón que se ha ido extendiendo a otros países, y puede que sea así… Pero lo cierto es que en cada lugar, este día es celebrado un día diferente. Aquí en febrero, allá en marzo y alluá en octubre. Así que, ¿qué demonios es el día de los enamorados?
¿Y San Valentín? ¿Quién santos en San Valentín? En realidad, ésta última es retórica.
Lo que pretendo en realidad es mostrar mi confusión ante tan absurda denominación de tan empalagoso día.
No entiendo nada…

Pero bueno, supongo que podemos dar gracias porque todavía queden personas razonables (y racionales) en este planeta. Como dijo el Dr. Sheldon Cooper:
"Dado que San Valentín fue un sacerdote romano del siglo III que fue apedreado y decapitado, ¿no sería una celebración más apropiada llevar a la chica (o al chico) a presenciar un brutal asesinato?"

Anuncios

Acerca de Tatherwood

Viajero nostálgico
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s